Btwin Tilt E bike

La Btwin Tilt E es la bicicleta plegable eléctrica de Btwin disponible en Decatlhon. Por configuración casi se puede decir que es la versión electrificada de la Tilt 7, con la que comparte el buje Sram Automatix de 2 velocidades, la horquilla de aluminio y la mayoría de los componentes, igualmente recibe los guardabarros y rack de la Tilt 9, perdiendo la correa dentada en favor de la transmisión por cadena de la Tilt 5 que permite en precio más ajustado.
La Tilt ebike monta casi por obligación una motorización delantera de 250w ya que todas las transmisiones de las Tilt están basadas en bujes tipo BMI y son incompatibles con los motores traseros, el resultado es una bicicleta de líneas limpias, que mantiene las buenas características de las Tilt con el añadido de la asistencia eléctrica.


Motor delantero 250w a 24v brushless (sin escobillas) la asistencia entra rápidamente y se muestra algo mas potente que el de la Quipplan, sin llegar al nivel de las contundentes de las Mobiky y Legend.
 Aunque se trate de una motorización delantera, las potencias legales y homologadas de hasta 250w nunca llegan a comprometer ni la tracción ni la adherencia,  tan solo les puede faltar el ligero "feeling" que produce la tracción trasera.
En detalle el conector tras la horquilla permite la extracción rápida de la rueda delantera sin que tengamos que desmontar el cableado.

La Tilt E monta el mismo buje automático Sram Atomatix de 2 velocidades de la Tilt 7, si en esta ultima siempre tenemos la sensación de que la segunda velocidad engrana demasiado pronto descompasando el ritmo del pedaleo, en la Tilt E el cambio se produce igualmente en el entorno de los 19Km/h pero gracias a la asistencia eléctrica se elimina esa sensación de perdida de ritmo, haciendo que el pedaleo sea suave y fluido, por contra usar la bicicleta con el sistema eléctrico apagado o con la batería agotada es desagradable y poco recomendable.

Desaparece en la transmisión la correa dentada de la Tilt 7, pasando a llevar cadena como en la Tilt 5, Btwin ha tenido que hacer esa modificación para que el precio de la bicicleta no fuera excesivo. Lamentamos esa perdida ya que el diseño de la Tilt este especialmente optimizado para usar correa.
La combinación de plato y corona trasera hace que la transmisión sea ligeramente más corta que en la versión la Tilt 7.
En detalle en la base de la bielas, se ve el PAS de 12 imanes, que tiene un funcionamiento muy efectivo para controlar la entrega de potencia, y que se agradece especialmente en esta bicicleta que carece de niveles intermedios de asistencia.

El manillar se ve totalmente despejado, por un lado que el cambio Sram Atomatix no necesita mando de ningún tipo y por otro el minimalista mando de control del sistema eléctrico desarrollado Geonaute filial del grupo Oxylane al que igualmente pertenece Btwin. El mando solo lleva dos pulsadores retroiluminados, uno para el control de la iluminación y otro para la activación de la asistencia, no hay posibilidad de elegir el nivel de asistencia, eso no supone un gran inconveniente, ya que en la practica el 99,9% de uso de las e-bike se hace con el grado máximo de asistencia conectado. Aunque tampoco es fundamental, también echaremos de menos que el indicador de nivel de batería no este en el mando del manillar, este esta situado sobre la batería y tendremos que detenernos si queremos consultarlo

Tanto la batería como el controlador están ubicados en un bastidor sobre el rack trasero, este sigue siendo operativo con un limite de carga de 15Kg. 
La Tilt lleva batería 10Ah 24v tipo Limn04, Btwin declara una autonomía de 30km en ciudad, mientras que en test de carretera llega a los 60km y 35km en ciudad siempre con la asistencia al máximo, que en esta bicicleta no puede reducirse.

Una cerradura, bloquea el conjunto para evitar un posible robo de la batería.

La luz delantera de 10 lux, esta ahora alimentada por la batería y es posible encenderla a voluntad desde el manillar, cosa que no es posible en el resto de Tilt. Detalle de la entrada del cableado en el cuadro, que queda casi completamente oculto haciendo que la estética de la bicicleta se mantenga limpia. La Tilt E pierde el logotipo numérico en el frontal, mostrando tan solo el indicativo E de e-bike.

Conector de acción rápida para el resto del cableado y en detalle se mantienen los básicos puntes Vs de la Tilt 7 que siguen siendo funcionales pero saben a poco.

Como ya sucede en otras bicicletas al pasar a una variante eléctrica, el peso del conjunto sube considerablemente y en proporción a los elementos añadidos, si bien el peso real se queda ligeramente por debajo del declarado. Otro de los aspectos interesantes es que se mantienen la facilidad del transporte y el volumen total del plegado.